Y la mejor respuesta es… un chiste.

Un fotógrafo de renombre fue invitado a una cena en casa de un reconocido chef. Nada más llegar, el anfitrión acudió a darle la bienvenida y mientras le estrechaba la mano le dijo: “Tenía ganas de conocerle en persona, hace usted unas fotos fantásticas, seguro que tiene una cámara carísima”. El fotógrafo se limitó a sonreír y sentarse a la mesa. La cena transcurrió con normalidad hasta que llegó la hora de despedirse. Entonces, el fotógrafo se dirigió a su anfitrión y le dijo: “Ha sido una cena maravillosa, su horno tiene que ser carísimo”.

ezgif.com-video-to-gif

 

 

 

Suscríbete al blog

Suscríbete y recibirás un aviso en tu email cada vez que se publique un nuevo post.

¡No mandamos spam!

Politica de privacidad

Ya está! Gracias por suscribirte al blog

Pin It on Pinterest

Share This