La primera vez, y casi la única, que fotografié a Martin Luther King fue cuando estaba dando una rueda de prensa. Parecía estar agobiado por tanto micrófono, periodista y fotógrafo. Vi algo en sus ojos que me sorprendió. Eran los ojos de alguien que sabía que iba a morir pronto.  Lo había visto ya en pacientes enfermos de cáncer, esa especie de resignación final. Sentí que eso era lo que King estaba sintiendo. Eso fue antes de que le dispararan.

martin-luther-king-alabama-1962

Martin Luther King. Alabama, 1962. Foto: Bruce Davidson.

La verdad es que no llegué a conocerlo. De hecho, no me parecía una buena idea ser su amigo. Lo apoyaba a través de mi fotografía, a través de la forma en que yo veía las cosas, la forma en que me enfrentaba a la vida. Yo no iba a ser su mejor amigo, quería observarlo. Lo veía como un gran hombre. Necesitaba fotografiar lo que sus ojos veían.

Suscríbete al blog

Suscríbete y recibirás un aviso en tu email cada vez que se publique un nuevo post.

¡No mandamos spam!

Politica de privacidad

Ya está! Gracias por suscribirte al blog

Pin It on Pinterest

Share This