Publicado en 2012, ‘Afronautas’, de Cristina de Middel provocó todo un terremoto en el mundo del fotolibro y de la fotografía en general. Abría los límites del documentalismo más clásico, aquel basado principalmente en las premisas del fotoperiodismo, a nuevas formas de contar que se atrevían, incluso, con incursiones en el terreno de la ficción y la subjetividad.

Pero el desafío de ‘Afronautas’ fue aún mayor. Junto a lo anterior, nos ponía a muchos de sus lectores en una situación un tanto incómoda; la de enfrentarnos cara a cara a nuestra forma estereotipada y reduccionista de acercarnos a aquellas realidades que nos son lejanas tanto física como emocionalmente.

Esas dos premisas, la del cuestionamiento y las exploración del medio impulsada por la propia intuición del autor, y la de la interpelación directa al público y sus actitudes, están en la base del llamado “nuevo documentalismo” del que os hablaba largo y tendido en el post sobre Gregory Halpern.

Con ‘Afronautas’, estamos ante un trabajo en el que lo importante no es el contenido de las fotos, sino su intención y el “efecto” que producen en quien las mira. Las imágenes escenificadas y construidas de De Middel nos arrancan una sonrisa, las miramos con cierto paternalismo o condescendencia, hasta que nos damos cuenta de que esa sonrisa y ese paternalismo son, en realidad, la prueba de nuestra ceguera y nuestra vulnerabilidad ante los relatos unívocos e unidireccionales basados en clichés y visiones estereotipadas.

Este libro fue la forma en la que Cristina de Middel, que venía, precisamente, del mundo del fotoperiodismo, puso sobre la mesa el debate sobre cómo contamos y nos cuentan las cosas. Puso en valor la ficción como elemento válido para narrar historias y sucesos reales, algo habitual en la literatura y el cine, por citar dos ejemplos, pero no en fotografía. Buscó provocar un debate y lo consiguió, y lo hizo, además, utilizando un arma muy poderosa y poco habitual: el humor.

Por eso es tan importante ‘Afronautas’ y por eso merece mucho la pena echarle un vistazo:

Pin It on Pinterest

Share This