Una de las cosas que más me interesa es ese territorio nebuloso que se mueve entre la ficción y la no ficción, estar cerca de lo que no es ficción pero siendo consciente de que hay un elemento ficticio y de que yo controlo las cosas.

Alec Soth lleva mucho tiempo moviéndose en esa nebulosa, en ese territorio a veces pantanoso, a veces misterioso, que recuerda mucho al río Mississipi, una zona que el fotógrafo conoce a la perfección.

El río es una presencia constante en su primer gran libro de fotografía, ‘Sleeping by the Mississippi‘, un libro que habla, no del sueño americano, sino de los sueños, en plural, de los estadounidenses, esos que parecen fluir como las aguas de un río y disolverse en un mar de esperanzas e incertidumbres.

El fotolibro es la carta de presentación de un fotógrafo que se ha convertido, por derecho propio, en referente de muchos, y cuyos retratos, por ejemplo, han sido (y son) copiados e imitados hasta la saciedad.

Este videopost es una invitación a descubrir (y redescubrir) a Soth a través de una de sus obras más personales: a respirar sus paisajes, a mirar de frente a sus retratados y a sumergirse y dejarse llevar por la corriente visual de un fotógrafo que bebe de las fuentes de la poesía (adora al gran Walt Whitman, otro icono norteamericano, tan arraigado en la cultura estadounidense como el Mississippi y sus múltiples leyendas) y que se proyecta a sí mismo en aquello que ve.

Suscríbete al blog

Suscríbete y recibirás un aviso en tu email cada vez que se publique un nuevo post.

¡No mandamos spam!

Ya está! Gracias por suscribirte al blog

Pin It on Pinterest

Share This